El celo de la gata

¿Cuándo aparece por primera vez el celo en la gata?

Las gatas alcanzan la pubertad y salen por primera vez en celo normalmente entre los 6 y los 9 meses de edad. Generalmente son más precoces las razas de pelo corto, como la siamesa(que puede presentar el primer celo a los 4 meses), y más tardías las de pelo largo, como la persa(hasta los 15-17 meses).
Resulta difícil planificar el momento exacto de aparición de celo en las gatas, pero su presentación está intimamente relacionada con el lugar donde viven. El factor que más influye es la variación de la luminosidad ambiental, siendo necesarias como mínimo 12 horas de luz para que aparezca el celo. La mayor parte salen de forma natural cuando los días se hacen más largos(desde finales de invierno hasta principios de verano).
Las gatas en celo producen una sustancia volátil que se elimina con la secreción vaginal, son las feromonas, que ayuda a inducir el celo en otras gatas cercanas, por lo que no es raro que varias hembras que vivan juntas se coordinen para presentarlo a la vez. Aún así existe una enorme variabilidad reproductora en la gata, y cada animal tiene su propio ciclo sexual.

Hosting web rápido y seguro

¿Cuánto dura?

La gata es una hembra poliéstrica estacional, es decir, que presenta varios celos en su estación reproductiva. Existe una diferencia fisiológica esencial con la especie canina, pues la perra presenta un celo separado del siguiente por un descanso sexual total de seis meses, aproximadamente. La gata, sin embargo, mientras dura la estación de actividad sexual (unos 6-7 meses en España) tiene una sucesión ininterrumpida de celos. Cada uno viene a durar unos 7 días, y pueden repetirse cada 10 ó 15 días.

¿Cómo es?

Como en la perra, las dos primera etapas(proestro y estro) son las que popularmente se denominan celo. A diferencia de la perra, la gata no presenta un enrojecimiento y aumento de vulva aparente, y tampoco hemorragia, pero aún así, es fácil reconocer cuándo está en celo por su comportamiento.
En el proestro, que dura 1 ó 2 días, el animal aumenta su ritmo de actividad y presenta mayor apetito. A veces manifiesta marcaje territorial con orina, y durante esta fase comienza a emitir maullidos, altos y breves , llamando a los gatos. Se muestra más afectuosa con sus dueños, adopta posturas y giros característicos y se frota contra objetos y personas de su entorno. Estos frotamientos se producen sobre todo con la cara y el cuello, y los realiza para marcar su entorno con unas glándulas cutáneas que posee en la cabeza.
El estro suele durar unos 6 días( aunque puede alargarse hasta los 10). En ésta fase la gata acepta al macho. Una vez ha sido cubierta, el celo desaparece a las 24 horas de manera repentina. Los signos externos del estro son similares a los del proestro, pero más marcados. El animal se contorsiona exageradamente , emite maullidos más fuertes y profundos, sobre todo por la noche, pega el pecho y el vientre contra el suelo mostrando los genitales, demanda mayores muestras de afecto de sus propietarios. También pueden perder el apetito y orinar con más frecuencia.
Si no hay apareamiento, la gata entra en la fase de metaestro, que se corresponde con el corto periodo de inactividad sexual hasta el siguiente celo(8-15días).
Si se ha producido la ovulación pero la hembra no ha quedado preñada, entra en la fase de diestro, que dura aproximadamente 45 días. Esta fase sólo tiene lugar si se ha producido la ovulación.
A diferencia de otros mamíferos , donde se produce una ovulación espontánea durante el ciclo, en la gata es necesaria una estimulación del cuello uterino, como sucede durante el apareamiento, para que tenga lugar. Éste es el motivo por el cuál la gata presenta un nuevo celo al cabo de unos días si no ha sido cubierta. Si el acoplamiento se ha producido, la ovulación sobreviene a las 24-48 hs.
El anestro es la etapa de inactividad sexual hasta la siguiente estación reproductiva.
Una curiosidad es que hay gatas que pueden salir nuevamente en celo dando de mamar a sus gatitos o incluso estando embarazadas. En éste último caso, si se produce cópula puede producirse una nueva gestación, coexistiendo dos camadas de distintas edades.

El apareamiento de perros y gatos

Existen muchas diferencias:

  • En perros la monta se inicia a los 10-12 días del inicio del celo, para estar cerca de la ovulación de la perra. Hay que saber que los espermatozoides del perro sobreviven en el aparato genital de la hembra hasta 7 días. Hemos dicho sin embargo que en la gata la ovulación tiene lugar a las 24-48 hs después de la cópula; normalmente es necesario que se produzcan 3 ó 4 montas en el día para asegurar la ovulación.
  • En los perros existe un periodo de cortejo antes de la monta, donde juegan, se huelen . . . Sin embargo, en los gatos apenas hay cortejo.
  • En gatos, la eyaculación es muy rápida y algo dolorosa debido a las espículas que posee el pene del gato. Por otro lado, los perros quedan unidos entre 5 minutos y más de una hora, hasta que la eyaculación termine.

Servidores VPS SSD