Archivo de la etiqueta: cuidado mascotas

La visión del perro

De todos los sentidos que tiene el perro, el de la vista es el más desconocido. Existe la creencia generalizada de que los perros ven en blanco y negro, o sólo distinguen los tonos del gris. Pero no es así. La vista no es uno de los sentidos más importante para el perro, pero se adapta a sus necesidades cotidianas.

Comparando el sistema visual de los perros con el de las personas, se aprecian importantes diferencias. En primer lugar, el perro tiene una visión del mundo que le rodea muy distinta a la nuestra, ya que su perspectiva es totalmente diferente: un perro lo ve todo a no más de medio metro del suelo, y algunas razas incluso a pocos centímetros. Además, mientras que las personas tienen una gran memoria visual, hasta el punto de que nos reconocemos por la vista, los perros necesitan utilizar sus otros sentidos del olfato y el oído para recordar. Por eso, un perro no se fía totalmente sólo de la vista, sino que necesita el apoyo de otros sentidos.

Hosting web rápido y seguro

EL DESARROLLO de la vista canina es similar  a la humana pero con importantes diferencias. Al nacer, el perro es ciego, y los únicos sentidos que funcionan son el tacto, el olfato y el gusto. La vista y el oído funcionarán cuando el cachorro cumpla entre diez y quince días. A partir de las seis semanas comienza a desarrollar su percepción visual progresivamente hasta aproximadamente los tres meses, cuando alcanza su visión definitiva.

Algunos perros sufren miopía, otros hipermetropía, y hay razas con una mejor vista que otras. Los lebreles y el labrador retriever son algunas de las razas que gozan de una mejor vista. En cambio, el pastor alemán, el rottweiler y el schauzer enano tienden a la miopía.

De todas maneras, en el caso de los perros, la ceguera no representa un problema demasiado grave, ya que sus otros sentidos, sobre todo el oído y el olfato, le permiten adaptarse a la falta de visión.

LOS PERROS PUEDEN VER EN COLOR, pero de forma diferente a las personas. Los colores que mejor distinguen son los más cercanos al azul y el violeta. Los tonos verdes y rojos los ven grises; los amarillos y naranjas, amarillentos. Por eso, para jugar es mejor utilizar una pelota azul que una roja porque el perro la encontrará mejor entre el césped que él lo ve de color gris.

EL CAMPO VISUAL CANINO también es diferente. Al perro le cuesta ver objetos situados a una distancia cercana(unos 30 cm) porque los ve borrosos. Por eso olisquea o toca objetos muy cercanos, como ocurre, por ejemplo, cuando le damos una galleta o encuentra un juguete. En cambio, su vista es muy sensible al movimiento y hay investigaciones que demuestran que pueden detectar un objeto o un animal en movimiento a 800 metros.

La visión periférica de un perro es mucho mejor que la de una persona, y de un solo vistazo percibe muchas más cosas.

UNA DE LAS CARACTERÍSTICAS MÁS IMPORTANTES de la visión canina, es que los perros pueden ver en la oscuridad. Ésta es una herencia de sus antepasados, los lobos, que son expertos cazadores nocturnos. La pupila de un perro posee una gran capacidad de dilatación, lo que permite que cualquier luz, por tenue que ésta sea, estimule la retina. Es aquí donde se encuentra una capa de células reflectantes , denominada tapetum lucidum, que convierte la vista del perro en un eexcelente instrumento para la visión nocturna. Éste tapiz de células está situado en el fondo de la retina, es propio de los mamíferos nocturnos e inexistente en el hombre. Esta misma capa celular es la que hace que los ojos de los animales brillen cuando son iluminados en la oscuridad y que tengan tanta sensibilidad a las luces inesperadas.

En conclusión decir que la visión canina es un maravilloso instrumento adaptado a sus necesidades particulares y conocer su funcionamiento ayuda a entender mejor algunas de las reacciones del perro, lo que facilita una mejor convivencia.

Servidores VPS SSD

CUIDADOS DE LAS MASCOTAS EN NAVIDAD

En estas fiestas de Navidad, parece que todos queremos ser más felices, pero ¿Qué ocurre con nuestras mascotas?Esta suele ser una época un poco extraña para ellas.
Uno de los principales problemas es el exceso de ruido dentro y fuera de nuestras viviendas. El origen está en los petardos, sobre todo durante la celebración de fin de año, cuando nos juntamos la familia. . . Todo esto puede generar cierto estrés en nuestras mascotas. Esto es debido a la alta sensibilidad que poseen los animales ante estímulos sonoros intensos. La capacidad auditiva de los perros(60,000 ciclos por segundo) se diferencia de la nuestra(20,000 ciclos por segundo) por su gran aptitud para captar sonidos a altas frecuencias; gracias a lo cual perciben sonidos que para el hombre son imperceptibles. En cuanto a la percepción de sonidos distantes, los perros pueden detectar un sonido débil a una distancia cinco veces mayor que un ser humano. Todas estas características provocan a nuestras mascotas “hipersensibilidad auditiva”, donde los ruidos fuertes pueden causarles pánico y provocar que manifiesten conductas no habituales, tales como huidas, miedo. . .

La mejor forma de evitar incidentes, es disponer a nuestros animales en una habitación donde estén cómodos, con juguetes habituales, comida, agua. . . Podemos dejarle la radio, el televisor, o bien música depende de lo que estén acostumbrados. Es decir, les vamos a crear un pequeño refugio.

Otros aspectos que tenemos que tener en cuenta, son los traslados a casas de familiares que realizaremos en compañía de nuestras mascotas. El viaje ya les provoca estrés, sobre todo a los gatos; en el caso de los gatos la mejor opción, si únicamente van a ser 3 ó 4 días, es dejar al minino solo en casa con abundante comida y bebida, las bandejas limpias y alguna más preparada por si acaso. La casa debe estar bien cerrada y con ventilación: ten cuidado con las puertas no vayan a cerrarse por alguna corriente y dejar a los gatos aislados. Estaría bien que alguien conocido y de confianza visite al gato en nuestra ausencia.

Una buena alternativa cuando nos vamos, es dejar a nuestra mascota al cuidado de una residencia. El animal no debe considerar la estancia como un castigo. Es esencial poseer referencias de las instalaciones y de las personas que trabajan en ellas, qué trato tienen, cómo son los habitáculos, juegos, comida, higiene. . . Podemos llevarlos antes a conocer las instalaciones, y si el personal hace un buen trabajo, conseguirán que esta primera impresión sea agradable para ellos, por lo que en posteriores visitas o estancias el animal se sentirá a gusto. Esta primera visita sería muy breve, de entre 15 y 20 minutos. Después regresaríamos a casa y, un día antes del viaje, volveríamos a llevarlo y, si es posible mismo día del viaje, lo visitaríamos para que el animal no sienta este espacio como un abandono, sino como unas vacaciones durante unos días.

Comentar que la mayoría de las urgencias que se atienden en estas fechas están relacionadas con problemas digestivos. Todo se debe a la alteración de la alimentación:  es importante intentar conservar la dieta de las mascotas y no alterarla con gran variedad de alimentos que utilizamos en ésta época del año, pues casi siempre les pueden producir problemas.

Para finalizar comentar que muchas personas se plantean regalar animales en estas fechas navideñas. . . esta intención, en sí misma, no tiene por qué ser un problema, el problema reside en la sorpresa, el interés y el desconocimiento del receptor de éste regalo vivo.

Si tenemos absolutamente claro que la persona que recibirá el animal, lo desea, tiene posibilidades de atenderlo, su entorno familiar está de acuerdo pues, ADELANTE!!!! La alegría que supone la incorporación de un amigo deseado, unida al acto de un regalo, puede ser algo maravilloso, pero eso sí, y perdonad la insistencia, si se cumplen todas las premisas comentadas.

Bueno, y ¿dónde conseguirlo? En la actualidad podemos conseguir un felino, cachorro o adulto, con raza o sin raza. . . Podemos acudir a una entidad de protección animal, allí encontraremos animales de todas las edades, algunos de raza, y casi siempre esterilizados; en la mayoría de las ocasiones ya han realizado al animal las pruebas sanitarias oportunas, están vacunados y desparasitados.
Si queremos un perro de raza podemos acudir a una tienda especializada o a un criador.

Yo os animo, por supuesto, a que penséis en la primera opción.
Muchos mantecaditos y muchas burbujas para estas fiestas y por supuesto felíz Navidad!!!